Inicio > Noticias > ‘Cuando no esté Lola’, un cortometraje documental sobre la vida con sordoceguera

‘Cuando no esté Lola’, un cortometraje documental sobre la vida con sordoceguera

‘Cuando no esté Lola’ es el primer cortometraje documental de Cristina Orosa (directora) y Beatriz Romera (realizadora). La historia retrata el día a día de José María, un malagueño de 39 años con sordoceguera y su madre, Lola, que es su único contacto con el entorno. El Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción (CESyA) ha colaborado con la producción de esta obra audiovisual proporcionando los servicios de subtitulado accesible y audiodescripción.

Esta historia real pone el foco, no solamente en todo lo que implica la sordoceguera para José María, sino para la propia Lola, retratando así cómo la discapacidad es una situación que afecta tanto a la persona que la tiene como a su familia. La obra, íntima y reflexiva, denuncia la vulnerabilidad que afronta este colectivo y pone sobre la mesa el incierto futuro al que se enfrentan las personas sordociegas cuando aquellos que les asisten mueren o no pueden seguir haciéndose cargo de ellas.

“Desde que conocí su historia me pareció impresionante la situación de aislamiento extremo que viven”, reconoce la directora, Cristina Orosa. Para aumentar la visibilidad de estas personas, Orosa decidió grabar este cortometraje documental con la idea de presentarlo al Festival de Cine de Málaga, “un altavoz estupendo en la ciudad, para mostrar esta historia y presionar de alguna manera a las instituciones y asociaciones que puedan hacer algo para cambiar la situación de José María”. El cortometraje, de la productora Proamagna, ha sido bien recibido en el Festival, habiendo agotado ya las entradas para la exhibición del 22 de agosto. La próxima proyección se realizará este lunes 24 de agosto a las 22 horas.

Actualmente, de acuerdo con los últimos datos proporcionados por la Federación Española de Sordoceguera (FESOCE), solo existe una residencia especializada para personas con sordoceguera en todo el país, ubicada en Sevilla. “Es probable que si José María se queda sin su madre, acabe en una residencia de ancianos donde el personal no suele tener la formación adecuada para comunicarse con personas sordociegas”, añade Cristina Orosa.

Más información: http://cuandonoestelola.com/

La mano de una mujer mayor sostiene la mano de un hombre adulto.