Inicio > Noticias > ¡Feliz Día Internacional de la Mujer!

¡Feliz Día Internacional de la Mujer!

Desde el Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción (CESyA) deseamos felicitar y agradecer el trabajo duro de todas las mujeres que luchan diariamente por sus derechos y por los de las personas con discapacidad.

De acuerdo con la UNESCO, la Carta de las Naciones Unidas de 1945 se convirtió en el primer acuerdo internacional en establecer la igualdad entre mujeres y hombres. Dos años después, en diciembre de 1977, la Asamblea General aprobó una resolución por la que se proclamaba el Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

El primer Día Nacional de la Mujer se celebró en los Estados Unidos el 28 de febrero de 1909 para conmemorar las actividades del movimiento sindical a principios del siglo XX, cuando se convocó la huelga de los trabajadores textiles y mujeres del Partido Socialista de los Estados Unidos en Nueva York, en 1908. Nueve años después, el 8 de marzo de 1917, se sucedieron una serie de protestas similares por parte de las mujeres rusas bajo el lema "Pan y Paz", que llevaron eventualmente a la adopción del voto femenino en Rusia. Desde entonces, se tomó esta fecha para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

El CESyA, centro dependiente del Real Patronato sobre Discapacidad gestionado por la Universidad Carlos III de Madrid, es consciente de que participación igualitaria de mujeres y hombres en la vida laboral y social es lo que hace avanzar a las sociedades. Por tanto, en este día tan especial, queremos dedicar nuestra atención a la labor de cuatro mujeres cuyo esfuerzo y activismo para mejorar la inclusión de las personas con discapacidad sirven como fuente de inspiración para todos nosotros. Estas mujeres son Concepción Martínez Pozo, comunicadora audiovisual y usuaria de audífonos; Inmaculada Hortal Blesa, psicóloga y fundadora de la empresa Comunicados en Lengua de Signos; Laia Zamora, coordinadora de proyectos con jóvenes de AICE (Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España); y Teresa Amat, presidenta de EURO-CIU (Asociación Europea de Usuarios de Implante Coclear) y coordinadora de AICE.

¿Por qué se interesó por la accesibilidad audiovisual?

Concepción Martínez: Comencé a trabajar en RTVE en el año 1977, que es cuando empezó su andadura para hacer accesible, paulatinamente, su programación para las personas con discapacidad auditiva. Fui una de las presentadoras del programa informativo semanal "Hablamos", que se emitía en Lengua de Signos y con rótulos. Era un programa que recogía las noticias de actualidad más importantes de la semana. Posteriormente, con la aparición del teletexto, estuve a cargo de la sección fija "Gaceta para sordos", que ofrecía información específica y de interés para esta audiencia. Más adelante, desde los comienzos de la subtitulación a través del Teletexto, estuve asesorando y supervisando la adaptación de los subtítulos antes de su emisión.

Inmaculada Hortal: Llegué al mundo del emprendimiento porque fue la única forma de desarrollarme profesionalmente tras mi doble maternidad. Si, desgraciadamente las puertas del mundo laboral se me cerraron definitivamente cuando tuve a mi primer hijo que coincidió también en el comienzo de la crisis. Tras unos trabajos precarios y temporales, llegó mi segundo hijo. Y después de unos 8 años de experiencia en selección de personal tuve que reinventarme y por mi situación familiar me decanté hacia la comunidad sorda, mis suegros son sordos, así que decidí hacer el ciclo de grado superior de interpretación en lengua de signos. Al poco de terminar y sin poder encontrar un empleo que compatibilizar con la crianza, decidí entrar en el mundo del emprendimiento, y más concretamente en el mundo de la accesibilidad, centrada en las personas sordas.

Laia Zamora: Soy familiar de una persona con pérdida auditiva y desde pequeña la accesibilidad a la comunicación ha sido fundamental en nuestras actividades de aprendizaje o de ocio familiar. He trabajado desde subtitulando yo misma eventos en directo, como en temas de normativa. Por eso mi trabajo ha rondado ese tema porque sé lo importante que es para el día a día. Cuanta más accesibilidad menos discapacidad se nota.

Teresa Amat: Cuando mi hija sorda empezó a ver la televisión (hace unos 35 años) nos dimos cuenta de que ella sólo auditivamente no podía seguir los dibujos animados y vimos la necesidad de los subtítulos. Lo mismo ocurrió cuando en el cole se pasaban videos sobre los griegos o los romanos y ella se perdía toda la preparación de las salidas educativas y culturales que luego se harían por currículum a Empúries o Tarragona, por poner un ejemplo. A partir de aquí, me puse en contacto con la Consejería de Educación de Catalunya para que se hicieran vídeos accesibles y también con TV3 para ver posibles soluciones. Con el tiempo, ya en AICE, este tema fue un eje transversal en el que sigo involucrada activamente.

¿Qué mejoras cree que se han conseguido en este ámbito gracias a su trabajo?

Concepción Martínez: Poder informar a las personas con discapacidad auditiva sobre temas de actualidad general,  de interés específico sobre el mundo de la sordera a través de la "Gaceta para Sordos", así como poder disfrutar de las películas, telediarios y del resto de la programación.

Inmaculada Hortal: La empresa que creamos se centra en garantizar la accesibilidad de las personas sordas a todos los niveles de la vida cotidiana, para que puedan ser superadas las barreras de comunicación que experimentan a diario las personas sordas. Para ello utilizamos una plataforma de videointerpretación en lengua de signos en tiempo real, con una sola llamada se accede a un intérprete que hace las labores de puente de comunicación, eliminando así las barreras. Si bien este era el objetivo principal, subyace también la necesidad de la accesibilidad audiovisual para la comunidad sorda, y en ello también nos hemos involucrado, realizando multitud de proyectos que incluyen la implementación de un intérprete de lengua de signos y también el subtitulado, en informativos, musicales, películas, teatro, vídeos divulgativos, y muchísimas más actividades más.

Además acercamos el mundo de la música a esta comunidad transformando el sonido en vibración para que las personas sordas también puedan disfrutar de la música, gracias a unas mochilas vibratorias, que el ayuntamiento de Madrid pone a su disposición en estos eventos.

Laia Zamora: Se han incluido peticiones en la Accessibility Act gracias a la insistencia del trabajo que ha realizado Federación AICE y EURO-CIU de las que he formado parte. Muchas de esas peticiones finalmente se convirtieron en ley, lo que en los próximos años se transposicionará a todos los países de la Unión Europea.

Teresa Amat: En primer lugar, yo sabía mecanografía y solía escribir rápido. Como lingüista, tenía formación para poder resumir contenidos sin perder el hilo. Empecé transcribiendo charlas en directo en AICE, con un teclado "qwerty" y formé a otras personas para que hicieran lo mismo que yo. En el año 2000, transcribí en directo por primera vez un acto público en el Salón de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, después de haber tenido que convencer a un montón de técnicos y políticos de que "no saldría un churro" y era aceptable para los usuarios finales, las personas sordas que comunicaban en lengua oral y necesitaban apoyarse en el texto y no en la lengua de signos. En el Forum de las Culturas celebrado en Barcelona en 2004, un equipo de 12 personas coordinadas por mí realizaron "picando en directo" más de 2.000 actos, consolidando así una fórmula que ahora es usada por muchas otras entidades, sin usar estenotipia, que es una manera más cara y con una formación específica en cuanto a tiempo de entrenamiento. Algunas de estas personas están hoy en día relacionadas con ACAPPS y otras crearon la empresa "SUBTIL" dedicadas a subtitular y transcribir en directo.

También insté al Instituto Municipal de Personas con Discapacidad del Ayuntamiento de Barcelona a trabajar para llegar a tener Museos Accesibles y nos comprometimos con el Museo Marítimo de Bcn para organizar el 1er Congreso sobre Museos Accesibles de todo el estado español. Formalizamos una Mesa de Trabajo con el IMPD sobre Museos Accesibles y  hoy son un referente.

Más tarde, presenté una propuesta al Ministerio (antes de la creación del CESyA, junto al entonces responsable de Accesibilidad de TV, Joaquín Pardina) sobre un centro que velase por el Subtitulado en las TV y en los espacios públicos. Curiosamente, al cabo de 2 años se creó el CESyA, con muchos de los puntos que nosotros dos habíamos propuesto y que os fueron trasladados desde otros ámbitos sociales y AICE no estuvo en el grupo oficial de creación del CESyA. Por suerte, continuamos colaborando, aunque es duro cuando alguien te recuerda claramente, "ni tan solo pertenecéis al Patronato"...

Ahora trabajo en el ámbito europeo, junto con equipos de EDF (Foro Europeo de la Discapacidad) en varias líneas sobre accesibilidad en transportes, turismo, ocio, así como en ámbitos educativos, hospitalarios y de servicios.

La accesibilidad universal, ¿es un campo con igualdad?

Concepción Martínez: Por supuesto. Es una obligación ineludible.

Inmaculada Hortal: En materia de accesibilidad queda muchísimo que hacer sobre todo de cara a la sensibilización hacia, en nuestro caso, el colectivo de personas sordas. Si todos tuviéramos más información y empatía hacia este colectivo sería mucho más fácil lograr los objetivos de accesibilidad que marca la ley.

Laia Zamora: Universalidad por sí sola ya debería ser igualitario, tanto entre géneros como entre personas con o sin discapacidad. Pero no, por desgracia, como en todos los campos, aún hay algunos techos de cristal, especialmente porque la accesibilidad universal cada vez está más relacionado con las nuevas tecnologías y estas a menudo es un mundo aún muy varón.

Teresa Amat: Creo que sí. No tengo conciencia de que hablemos de una accesibilidad distinta para hombres y otra para mujeres, por lo menos en la parte sensorial auditiva.

¿Cómo cree que es la situación de la mujer con discapacidad en España en materia de género, sobre todo en el entorno laboral?

Concepción Martínez: Si ya la mujer ha estado siempre discriminada en el entorno laboral en España, para las mujeres con discapacidad es mucho más difícil, y más aún para las que padecen deficiencia auditiva severa, ya que dificulta mucho la comunicación en el ámbito laboral.

Inmaculada Hortal: El mayor número de contrataciones corresponden a hombres (52%), y mayores de 30 años (54%). Según el Informe del Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo en España’ de la ONCE de 2016, las personas con discapacidad auditiva presentan una tasa de desempleo del 55,4%.Por otro lado, según la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) la tasa de empleo de personas sordas es del 78% . Según CNSE “el 61% de las personas sordas que están en paro son personas jóvenes y un 38% son personas sordas mayores de 45 años”. Al margen de las fuentes, un gran número de personas con discapacidad auditiva no tienen trabajo, o en su defecto, tienen acceso a un empleo de muy baja calidad y mal remunerado.

Laia Zamora: Por desgracia ese sí es un campo a trabajar. Una adolescente me preguntó hace poco, qué puedo hacer si soy mujer, sorda y bisexual. Solo me falta ser de color para tener todas las papeletas de discriminación y que no me dejen avanzar en paz. Debemos romper esas ideas incrustadas en las sociedad y no dejar que una adolescente se crea menos a otra por tener discapacidad o por ser mujer.

Teresa Amat: Hay trabajos en los que no se nota mucho, pero en otros el entorno laboral puede llegar a ser hostil. Tengo testimonios de socias sordas implantadas cocleares que comentan que sufren o han sufrido acoso o que no se las trata igual por el hecho de ser mujer. Ejemplos: una cartera rural en Galicia, una profesora en Lérida, una médico en Sevilla, una telefonista en Zaragoza, una administrativa en Valencia. Creo que haría falta un estudio riguroso al respecto para contar con datos válidos.

8M Día de la Mujer, silueta naranja de un rostro femenino