Inicio > Noticias > El CESyA detecta incoherencias entre dos sistemas de clasificación de los géneros televisivos

El CESyA detecta incoherencias entre dos sistemas de clasificación de los géneros televisivos

Desde el Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción (CESyA) centro dependiente del Real Patronato sobre Discapacidad del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y gestionado por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), se monitoriza diariamente la emisión de programación accesible —con subtitulado, audiodescripción y/o lengua de signos— por parte de las cadenas de televisión de ámbito nacional. A partir de esta monitorización, que se realiza con la herramienta SAVAT, el centro ha detectado que la clasificación de los géneros televisivos en España no siempre coincide con la norma técnica europea.

Deportes, informativos, entretenimiento, infantil/juvenil… son algunos de los géneros con los que se clasifica a los programas televisivos. La información acerca del género en el que se circunscribe un programa concreto —además de otros datos como su nombre, su hora de inicio o su duración—, es almacenada en los llamados ‘descriptores’. Estos descriptores, agrupados en la llamada Event Information Table (EIT), se envían junto con el programa al que acompañan a través de los protocolos de transmisión de la televisión digital terrestre (TDT) y son ‘leídos’ por los descodificadores de cada televisor.

El estándar europeo que establece cómo se tienen que definir los descriptores de la tabla EIT en las emisiones de TDT de los Estados miembros —incluyendo a España—, es el ETSI EN 300 468 Digital Video Broadcasting (DVB), Specification for Service Information (SI) in DVB Systems. De modo que esta es la normativa técnica que, entre otras muchas especificaciones, indica las características que debe tener la señalización de géneros en la parrilla de programación de los radiodifusores.

A priori, nuestro país debería atender a los protocolos de la ETSI EN 300 468 para la señalización de los géneros televisivos en la TDT, así como para la fabricación de descodificadores y receptores. Sin embargo, la norma técnica nacional UNE 133300:2011 de Información de los contenidos en las emisiones de la Televisión Digital Terrestre (TDT), que ha de adecuar los parámetros de la ETSI EN 300 468 al plano nacional, presenta ciertas discrepancias a la hora de establecer los géneros.

Esto significa que, mientras que unos canales aplican la ETSI EN 300 468 para definir los géneros de sus programas, otros se basan en la UNE 133300. Esta situación puede dar lugar a diversas problemáticas, como que un mismo contenido que se emitiera en dos canales distintos tuviera unos descriptores diferentes; o que un canal de deportes se le muestre al usuario final bajo la etiqueta de infantil/juvenil. Además, si un receptor o descodificador adaptado para los parámetros de la norma europea recibe una señal codificada según la norma española, se puede ocasionar una situación que dé lugar a errores y desajustes.

Debido a que no existe ningún imperativo legal ni técnico sobre cuál de las dos normas utilizar, y en vista que ninguna es de uso no obligatorio por parte de los emisores, es posible que el sistema de géneros propuesto por la UNE tenga menos seguimiento por parte de los fabricantes de receptores, puesto que, de manera general, prefieren manufacturar equipos bajo el estándar europeo para poder venderlos más allá de las fronteras nacionales y así ampliar su mercado.

Desde nuestro centro, hemos proseguido con la investigación de esta dicotomía entre normativas técnicas, y proponemos como solución incluir una aclaración en una futura actualización de la UNE 133 300 en la que se fijen los criterios a seguir a la hora de señalizar los géneros de los programas emitidos, así como trasladar esa aclaración a emisores y fabricantes de receptores para la adaptación de sus respectivos dispositivos, ya que de esa manera el espectador recibirá en todo momento el género correcto del programa que está recibiendo en su televisión.

El CESyA ha informado de esta situación al Grupo de Trabajo de Indicadores de Accesibilidad en la Televisión, cuya propuesta es, en un futuro, adaptar la norma UNE conforme a los parámetros de la ETSI.

Más información:

Smart TV frente a una pared violeta.