Inicio > El CESyA os desea un feliz Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas

El CESyA os desea un feliz Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas

Este domingo 14 de junio se celebra el Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas. Desde el Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción (CESyA), al ser un un centro dependiente del Real Patronato sobre Discapacidad con un proyecto multidisciplinar que consiste en favorecer la accesibilidad a los medios audiovisuales, estamos comprometidos con la promoción y difusión de la lengua de signos española (LSE) y la lengua de signos catalana (LSC). Por ese motivo, nuestro centro se encarga de monitorizar la TDT y hacer un seguimiento de la programación que las diferentes cadenas de televisión ofrecen en lengua de signos.

Aunque a nivel mundial existe el Día Internacional de las Lenguas de Señas promovido por la ONU (el 23 de septiembre), España tiene su propio Día Nacional de las LSE, celebrado el 14 de junio. La fecha fue adoptada en 2014 por el Consejo de Ministros porque ese mismo día de 1936 se constituyó la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE). Actualmente, nuestro país cuenta con dos lenguas de signos oficiales: la lengua de signos española (LSE) y la lengua de signos catalana (LSC). Estas dos formas de comunicación han sido reconocidas por dos leyes: la Ley 27/2007, de 23 de octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas; y la Ley 17/2010, de 3 de junio, la lengua de signos catalana. En la primera ley también se recoge en su  artículo 15 la creación  Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española dependiente del Real Patronato sobre Discapacidad y en el artículo 24 la creación del CESyA.

El CESyA, actualmente es un centro dependiente del Real Patronato sobre Discapacidad del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, gestionado por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), y que cuenta con la colaboración del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), ha aportado su granito de arena a la concienciación sobre la importancia de la LSE. A través de la herramienta informática SAVAT, desarrollada por nuestro centro, somos capaces de monitorizar la televisión digital terrestre (TDT) para recopilar datos sobre el subtitulado, la audiodescripción y la LSE en las emisiones televisivas.

Chica señalando un cartel en el que se felicita el Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas.

Este sistema, actualmente, está siendo utilizado por encargo del consejo rector del CESyA para realizar el seguimiento del cumplimiento con los niveles mínimos de emisión con subtítulos, audiodescripción y lengua de signos que establece la Ley 7/2010 General de la Comunicación Audiovisual del 31 de marzo, para las televisiones en abierto de ámbito nacional. Dicha ley establece, entre otros, que las personas con discapacidad auditiva tienen el derecho a que la comunicación audiovisual televisiva, en abierto y de cobertura estatal o autonómica, subtitule el 75% de los programas y cuente al menos con dos horas a la semana de interpretación con lengua de signos y dos horas audiodescritas a la semana.

Nuestro equipo ha realizado esta labor de monitorización y seguimiento desde el año 2010. En ese lapso de tiempo, se han contabilizado 50.714 programas que han contado con LSE, con 25.164 horas signadas. Además, se muestra una tendencia de crecimiento ininterrumpida en el porcentaje de horas semanales signadas: todos los años aumenta el número de horas de televisión interpretadas con lengua de signos, y la media de 2019 ha sido de 4,74 horas semanales.

Desde nuestro centro, queremos felicitar y apoyar la labor de todos los intérpretes, miembros de asociaciones y demás profesionales dedicados a invertir sus esfuerzos en la inclusión social de todas las personas.

Gráfico que muestra la evolución de la LSE en número de horas semanales. La gráfica muestra un crecimiento continuo, pasando de un 0,74 en 2011 a un 4,74 en 2019.